Cultura y Educación, hermanas

“El ego quiere validación, pero el alma quiere inspiración.” 

 

Para que la educación en México incluya más cultura, es importante que se lleven a cabo varios cambios. El primero: inspiración. 

Desde mi observador es necesario que el gobierno y las instituciones educativas reconozcan la importancia de la cultura en la formación de los jóvenes, y que, desde el Jardín de Niños, que es la base para formar niños felices que sean adultos comprometidos, se busque activar las Inteligencias múltiples, con música, baile, ejecución de algún instrumento, etc. Tal sería el primer paso hacia la felicidad. Hay que crear información actual, retomando los valores en toda la enseñanza académica y en la construcción de una sociedad más inclusiva y consciente de su patrimonio cultural. 

Por eso, educación y cultura bien podrían hermanarse en construir de la mano un camino de enseñanza para impulsar programas educativos más amplios y diversos que incorporen las distintas expresiones culturales y artísticas del país. 

También podrían promoverse actividades y festivales culturales en las escuelas, para que los estudiantes puedan conocer y apreciar mejor su riqueza cultural, mediante el colorido de nuestro país, que es rico en gastronomía y lugares mágicos con una gran diversidad cultural. 

Educación y cultura deben hermanarse para crear una verdadera enseñanza, transformando esta sociedad en una sociedad con compromiso social donde puedan trabajar juntas en proyectos que contribuyan a una formación más enriquecedora, que es lo que falta en cada uno de nosotros para Ser, Hacer y Tener una educación cultural con valores éticos, amando y reconociendo que somos mexicanos en conexión para elevar la consciencia. 

 

 

Rocío Benavente 

Twitter: @rocíobenavente

Compartir

About Author

Related Post

blog-grid

La cultura popular

blog-grid

Carta del Editor

blog-grid

Carta del Editor

Leave us a reply