El día de la madre y las emociones

Al pensar en escribir acerca de la madre me puse a reflexionar sobre las 8 claves evolutivas de cómo una madre de hoy las aplicaría a sus hijos. Analicemos esto. 

Regla uno: “El otro no existe para complacerte o para desagradarte; el otro existe para enseñarte.”  

Lo primero que tendríamos que hacer es agradecerle a nuestra madre por habernos dado la oportunidad que elegimos a través de ella de venir a vivir en esta época, en este momento y con todo el contexto que nos rodea. 

Regla dos: “Nadie es culpable de lo que sientes; tú eres quien opta por los sentimientos que tienes ahora mismo, sólo tú.” 

¿Qué diría mamá de esto?: Tú eres el creador de tu propio destino, te di las herramientas para crear una mejor versión de ti porque lo hice desde el Amor. 

Regla tres: “El arte de vivir sin expectativas, pero con perspectiva, es la clave para no frustrarte.” 

¿Qué opinaría la mamá de hoy?: Vive, lleva a cabo todos tus sueños, mas nunca esperes que nadie te los resuelva porque tú eres el creador de tu propio camino, yo te di la vida con amor, y con amor resuélvelo. 

Regla cuatro: “Cura en ti mismo la adicción a la necesidad de aprobación del otro, sólo así podrás disfrutar de la audacia y la confianza natural de tu espíritu, tu esencia.” 

Mamá diría: Recuerda que llegaste a este mundo a través de tu madre y yo te enseñé dos cosas: a volar y educación; hoy tienes la oportunidad de ser un espíritu libre en esencia. 

Regla cinco: “No tienes control de nada externo, no importa cuánto creas que haces. Libérate de la necesidad de controlar, sólo entonces tendrás dominio sobre ti mismo y tu vida.” Y mamá ¿qué aconsejaría?: Recuerda que no hay nada ni nadie a quien puedas controlar, lo único que puedes controlar es el momento en que estás viviendo, porque ese momento tú lo elegiste, así como yo elegí regalarte la vida, porque tú me elegiste de madre; en la vida todo se trata de elecciones. 

Regla seis: “No te alejes de ti para intentar encajar en el estrecho espacio del pensamiento que el otro tiene hacia ti, eso no funcionará cuando te cancelas para complacer a alguien, tu luz se apaga.” 

Y la mamá de hoy ¿qué nos diría?: Recuerda que desde que naciste hasta el día de hoy has encajado por ser quién eres, acéptate donde has elegido estar, tú tienes un linaje, una herencia y un legado, así que nunca dejes que nadie apague tu luz, honra tu Árbol genealógico. 

Regla siete: “No creas lo que te digan los demás por muy romántico y poético que sea; lo que importa son las actitudes y no las palabras.” ¿Qué diría la madre de hoy? Empieza a creer en quién eres, empieza observarte desde donde importa, cada elección que tú tomes, cada actitud que tú veas, y te verás en la grandeza. 

Regla ocho: “Abandona el orgullo y la ilusión de creer que todo será como quieras, deseas o necesitas. Aprende a fluir con la vida abrazando tu humildad y flexibilidad.” 

Mamá diría: Date oportunidad de abrirte al infinito mundo de posibilidades, aprende a fluir como el río, como el mar; aprende a pararte como el bambú y sé flexible como él en el viento para que en esta tierra todo fluya, si te abres a las posibilidades.  

Te invito a que vivas con sencillez y en la realidad y que aceptes que puedes ser una nueva madre, esa nueva madre que puede crearse a sí misma. 

 

 

Rocío Benavente 

Facebook: Rocío Benavente Valav 

Twitter: @rociobenavente 

Instagram: r_benavente 

Compartir

About Author

Related Post

blog-grid

La cultura popular

blog-grid

Carta del Editor

blog-grid

Carta del Editor

Leave us a reply