Sor Juana, una monja disruptora

Una mujer que rompió con los paradigmas del pensamiento femenino en la historia de México, marcando una brecha en quienes la leemos y reconocemos como un ejemplo para abrir consciencia fue, sin duda, Sor Juana Inés de la Cruz,.  

De ella elegí 10 frases que están entrecomilladas y que comentaré desde mi experiencia como observadora en esta vida. 

 

1.- “No estudio por saber más, sino por ignorar menos”. 

La ignorancia es un espacio en el que muchos eligen experimentar porque es más cómodo ignorar que asumir la responsabilidad de las acciones. Siento que en la actualidad Sor Juana sería una estudiosa ejemplar ávida de conocimiento, y su obra, mucho más vasta y quizá más aplicada en el quehacer diario. 

 

2.- “Hombres necios que acusáis a la mujer sin razón, sin ver que sois la ocasión de lo mismo que culpáis”. 

Aquí observo que la igualdad no era la misma, ya que ella tenía que disfrazarse y esconderse para poder tener acceso al conocimiento, que sólo era permitido para hombres, y ellos mismos no permitían que la mujer avanzara en su preparación, debido al temor siempre oculto del control. 

Y de repente, a veces creo que esa competencia todavía la seguimos viviendo en el quehacer diario, donde pareciera que hay roles diferentes que cumplir y no se ha entendido que el género, en vez de sumar a la convivencia diaria, obliga a jugar papeles establecidos entre iguales en capacidad, y resta en las acciones del día a día.  

 

3.- “Triunfante quiero ver al que me mata; y mato a quien me quiere ver triunfante”. 

La Igualdad, ante todo. Siento que Sor Juana siempre buscó un equilibrio entre el hombre y la mujer pues la capacidad intelectual era la misma, y en el juego de la vida que hoy hacemos se ha comprobado. 

 

4.- “Todos aquellos que se eligen por algún medio para algún fin, se tienen por de menor aprecios que el fin a que se dirigen”.  

Pareciera que el fin justifica los medios y que un fin en la vida no es la meta final, sino el camino para encontrar aquello que nos iguala, que nos lleva a respetarnos y a crear una convivencia sana, en armonía y con plenitud.  

 

5.- “Teniendo por mejor, en mis verdades, consumir vanidades de la vida que consumir la vida en vanidades”. 

Realmente asombrosa en el juego de sus palabras, donde la vanidad, aun en la época actual, es como la elección para agradar a otros en cualquier contexto social, jugando poses y pases en vez de vivir con plenitud buscando la esencia del ser. 

 

6.- “Sólo los celos ignoran fábricas de fingimientos, que como son locos, tienen propiedad de verdaderos”. 

A qué llamamos locura: ¿a la creatividad, a la autenticidad? Pareciera que hoy los celos son bonitos, o así lo dicen los chavos en sus conversaciones; cuando en realidad son inseguridad de quién eres. Hay una frase de Jacinto de Benavente, Premio Nobel de literatura, que dice: “El celoso no es celoso por lo que ve, con lo que se imagina basta”  

 

7.- “Si al imán de tus gracias, atractivo, sirve mi pecho de obediente acero, ¿para qué me enamoras lisonjero si has de burlarme luego fugitivo?” 

El juego del enamoramiento ¿cuánto dura en la realidad, que resulta tan emocionante estar conquistando, enamorando o enamorándose de la vida o de otro ser? ¿Qué habrás pensado Sor Juana al escribir esto? ¿Que el enamoramiento es pasajero y no una constante de compromiso? No lo sé, pero su información en el fondo quizá diga que no se cumple la palabra.  

 

8.- “Dime, vencedor rapaz, vencido de mi constancia, ¿qué ha sacado tu arrogancia de alterar mi firme paz?” 

Constancia, arrogancia y paz, tres estados de pensamientos llevados al sentimiento con pensamientos avanzados y que resultan aún hoy iguales al sentir de su época.  

 

9.- “Yo no puedo tenerte ni dejarte, ni sé por qué, al dejarte o al tenerte, se encuentra un no sé qué para quererte y muchos sí sé qué para olvidarte”.  

Esta es mi frase favorita, ya que hoy me doy cuenta de que realmente no tenemos a nadie, solamente nos tenemos a nosotros mismos para observarnos, amarnos y reconocernos en una pregunta inevitable: ¿Quién soy?  

Y cuando encuentras la respuesta te das cuenta de que nunca olvidas a nadie y de que ya alguien quedó grabado en ti con una experiencia, una ilusión, un sueño, para crear hoy una mejor versión de quién soy. Esto es la experiencia del aprendizaje. 

 

10.- “Así como ninguno quiere ser menos que otro, así ninguno confiesa: porque es consecuencia del ser más”.  

Hoy podría decir que el oponente más grande no se encuentra afuera, sino en el lugar donde menos te lo imaginas: dentro de ti. Y no hay lugar para competir en buscar ser mejor que nadie, sino simplemente ser. 

Creo que Sor Juana está viva en cada mujer que ha elegido un camino diferente, una versión diferente de ella misma. 

La Sor Juana de este siglo podría ser representada o manifestada de muchas formas llamadas libertad.  

Hay un disco que cantó Ofelia Medina con poemas de Sor Juana recomendable para quien admira tanto a la propia Sor Juana como a Ofelia. Ésta por cierto bien podría ser una digna representante de aquella fabulosa y maravillosa mujer con pensamiento muy avanzado para su época. 

Invito a las mujeres a reflexionar y leer más sobre esta gran poetisa mexicana, para que busquen qué hay de ella que las mueve a crear una versión mejor de ellas mismas.  

 

 

Gloria Rocío Benavente Larios 

Facebook: Rocío Benavente Valav 

Twitter: @rociobenavente 

Instagram: r_benavente 

Whats App: 2222121069 

YouTube: Rocío Benavente Larios  

Compartir

About Author

Related Post

blog-grid

La cultura popular

blog-grid

Carta del Editor

blog-grid

Carta del Editor

Leave us a reply