La Inteligencia artificial cambiará a la humanidad

Cuando combinamos lo mejor de la inteligencia humana y la inteligencia artificial, el mundo puede convertirse en un lugar mejor, y más empático. 

Anders Sörman-Nilsson 

 

 

El progreso de la Tecnología de la Información en las últimas décadas ha sido realmente impresionante. Los avances que se han tenido y los que están por llegar, no se tiene la menor duda, serán sorprendentes. Estamos ante una tecnología llamada “Inteligencia Artificial” (IA), que es capaz de realizar tareas que normalmente requieren inteligencia humana.  

En 1950 el matemático Alan Turing¹ (1912-1954) se hizo la siguiente pregunta: ¿Pueden pensar las máquinas? Este cuestionamiento fue lo que sentó las bases de la IA. De hecho, la IA intenta responder afirmativamente a la pregunta de Alan Turing, ya que el propósito es replicar o simular la inteligencia humana en las máquinas. El término inteligencia artificial fue utilizado primero por John McCarthy en 1956, el cual también creo en 1963 el “AI Lab” en la Universidad de Stanford. 

Hace tiempo que la IA abandonó el espectro de la ciencia ficción para estar presente en nuestro día a día a todas horas. Los asistentes de voz, como Siri, Spotify o Alexa; Los GPS y sistemas de geolocalización en el coche; el monitoreo de las redes sociales; la robótica en las casas inteligentes; los smartphones al hacer selfies y mandar o recibir correo electrónico; comprar por Internet; aplicaciones médicas, y muchas otras cosas más, son algunos ejemplos de IA. 

Existe una gran cantidad de aplicaciones que utiliza la IA y que nos hacen más fáciles las actividades laborales, por ejemplo, si requerimos traducir textos y archivos hasta en 26 idiomas sin perder su significado, Deep L es la solución; con Grammarly se reduce considerablemente el tiempo que uno se tarda en revisar y corregir grandes cantidades de texto. Chat GPT es una aplicación de IA desarrollada en 2022, la más popular del mercado actualmente y nos ayuda a traducir o generar textos, lo mismo que AssemblyAI nos auxilia en convertir la voz en texto, y Murf.AI convierte texto a voz.   

Entre las ventajas de la IA se puede mencionar: Automatización de procesos; Reduce el error humano; Aporta precisión, ya que da lugar a procesos productivos mucho más eficientes y con menor tasa de error. Agiliza la toma de decisiones, es capaz de analizar miles de datos en apenas minutos. 

Pero también hay desventajas como: Dificultad de acceso a los datos actualizados y fiables; Falta de profesionales cualificados que puedan implementar los ajustes necesarios. Su desarrollo es costoso, lo que hace que no sea accesible para todo el mundo. 

Voces como la del filósofo sueco de la Universidad de Oxford Nick Bostrom, anticipan que “existe un 90% de posibilidades de que entre 2075 y 2090 haya máquinas tan inteligentes como los humanos”, o la de Stephen Hawking, quien aventuró que “las máquinas superarán completamente a los humanos en menos de 100 años”. Lo cierto es que lejos de convertirnos en obsoletos, la IA nos hará más eficientes y nos permitirá ejecutar acciones que nunca hubiéramos podido realizar debido a su complejidad.  

La IA ofrece muchas promesas para la humanidad, pero también podría representar una amenaza, ya que, con su capacidad de aprender y evolucionar de forma autónoma, podría superar algún día la inteligencia humana y entonces podría decidir volverse contra sus creadores. Hace unos años saltaron las alarmas cuando Facebook tuvo que desconectar una de sus inteligencias artificiales porque había desarrollado un lenguaje propio que no era conocido por sus creadores. 

Destacados expertos como Stephen Hawking, Elon Musk o Bill Gates ya dieron la voz de alarma sobre la IA. Según ellos, representa un riesgo inminente e inevitable en los próximos años. Por eso estos dos últimos piden a los gobiernos que regulen dicho campo para que se desarrolle de forma ética y segura.  

Se ha pedido también a Naciones Unidas que prohíba los “robots asesinos” (drones, armas y bombas que deciden por su cuenta, con cerebros artificiales, si van a atacar y matar) y otras armas militares autónomas. 

El objetivo último de la IA, amable lector, es lograr que una máquina tenga una inteligencia similar a la humana; este es uno de los propósitos más ambiciosos que se ha planteado la ciencia y será la humanidad la que decida qué dirección debe tomar su desarrollo. Por ahora, se aprecia que la inteligencia artificial está cambiando la historia de la humanidad.  

 

 

Referencias: 

  1. https://datascientest.com/es/inteligencia-artificial-definicion 

 

 

 

Jorge A. Rodríguez y Morgado 

Twitter: @jarymorgado 

jarymorgado@yahoo.com.mx 

Compartir

About Author

Related Post

blog-grid

La cultura popular

blog-grid

Carta del Editor

blog-grid

Carta del Editor

Leave us a reply